Evil Sun Rising

Hay muy pocas publicaciones, fuera de reglamentos, centradas en xenos, y mucho menos en orkos. Que yo recuerde el brutal cómic del “Deff Squadron”, “Días de sangre y truenos” (otro cómic, no está tan bien como Deff Squadron, pero es curioso), algún microrrelato, y el libro del que trata esta entrada “Evil sun rising”.

El WAAAGH! Rojo, liderado por Grukk Arranka-karaz (una versión plana del “Poderoso Mutilador de Borko”) , ha llegado a Sanctus Reach. Su horda engloba a todas las facciones orkas a años luz a la redonda, suntuosos Luna Malvada y Korzarioz, Goffs ansiosos de sangre, taimados (por no llamarles directamente cobardes XD ) Hachas Zangrientaz, los cleptómanos impenitentes del Klan Kraneo de Muerte, chikoz del Klan Mordizco de Víbora atrasados aún para los estándares orkos, y ese atajo de lokoz de la velocidad del Klan Zol Malvado. La tribu protagonista de la novela, los Zolez Rojoz pertenece a este último clan.

Uggrim (Uggs para los amigos), el líder de los Zolez Rojoz, es un Mekaniko Zol Malvado atípico. Aparte de ser más grande y el doble de mala bestia que los nobles comunes, no comparte el entusiasmo de su clan por los vehículos rápidos y ligeros. Lo suyo son los bípodes, y cuanto mayores mejor. Junto con el resto de su peña, los chapuzaz Snikgob y Bozgat, ha construido a Morko Fanegas (en el original “Fat Mork”), un Pizoteador que en lugar de funcionar mediante la tecnología de combustión, que tanto mola a los pielesverdes, es movido por el “Pekeño Zol”, un reactor de plasma con la potencia de una estrella en miniatura.

A pesar de que machacar zonrrozadoz humanoz tiene bastante atareados a los orkos, la ambición de Uggrim y su pericia como mekaniko no pasan desapercibidas para Mogrok, el mekaniko en jefe del WAAAGH! Rojo, que haría lo que fuera para conocer el secreto del Pekeño Zol… Si a esto le añadimos un gretchin ludópata, y un chiflado con una puntería más propia de un astartes que de un orko,  ya tenemos una mezcla de “Das Boot” y “Snatch”.

A pesar de no ser una obra maestra de la literatura el libro tiene su encanto. Muestra unos aspectos muy descuidados en los últimos años sobre los Orkos, y no se limita a mostrarlos como unas maquinas de matar descerebradas. Además, dejando un lado la genial saga de Ciaphas Cain, es una de las pocas novelas con una gran dosis de humor, y es que en el despiadado universo de Warhammer 40.000 hacen falta unas cuantas risas.

10751721_830137683704844_1121409250_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s